Quicktext hotel chatbot
VENTAJAS RESERVANDO AQUÍ

Asesoramiento itinerarios

Es lo que tiene estar ubicados en una buena localización en París rodeada de maravillosos pasajes, y tener vocación de servicio a nuestros huéspedes. ¡Toma buena nota porque no te los puedes perder!

Passage Verdeau: toma el nombre de su creador. Construido en 1847, es uno de los soportales cubiertos con más encanto de la capital. Estos sitios son ideales para disfrutar de un paseo original. En el Passage Verdeau se han instalado varios anticuarios y tiendas exclusivas (libros antiguos, postales, cámaras de colección, etc.). Los ojos de los visitantes quedan atrapados por las hermosas fachadas de las tiendas bañadas de luz gracias al alto techo de vidrio diseñado para parecerse a las espinas de pescado.

Passage Jouffroy: construido en el año 1836 debe su encanto a su preciosa arquitectura de hierro y vidrio (el techo acristalado ogival llama enseguida la atención) y a sus suelos de mármol. El lugar ha sido renovado en 1987. El otro aspecto importante del passage Jouffroy es la gran variedad y originalidad de comercios y establecimientos que se encuentran en él. Grandes y pequeños pueden visitar el musée Grévin y sus famosos personajes de cera. El Salón de los Espejos se encuentra en una antigua cervecería del siglo XIX, y hoy en día, se puede privatizar y convertirse en club el sábado por la noche. Cantidad de tiendas muy originales completan la visita: antiguos bastones, libros antiguos, especialistas del papel… y muchas otras. El solo hecho de observar las vitrinas ya es muy interesante. Los golosos podrán hacer una pausa en el Valentin, el ineludible salón de té del paseo.

Passage Panoramas: es el primer pasaje cubierto de París. Fue construido en 1799, este lugar ha conservado su encanto y el caché de los comercios antiguos. Protegido por una espléndida cristalera, este pasaje comercial está clasificado monumento histórico. Este pasaje lleno de restaurantes, incluye un bar à vins para los amantes del vino natural y el restaurante Racines del chef Michelin y Table 53. A parte de tener un lugar donde baristas de café hacen maravillas.

Passage Vivienne (Gallerie Vivienne): construida en el año 1823, está situada en un espacio muy tranquilo, detrás de la biblioteca Richelieu y muy cerca del Palais-Royal. Si miras hacia el suelo, podrás admirar sus mosaicos con motivos muy coloridos, y si alzas la mirada, podrás apreciar el precioso techo acristalado que deja pasar la luz. También encontrará muchos y variados comercios: tiendas de prêt-à-porter, casas de té, tiendas de golosinas, bodegas de vino, ultramarinos, libros antiguos…